¿Cómo reposicionar un clásico? El Casco

Productos superan la dimensión para la que fueron creados

Existen ciertas ocasiones, donde los productos superan la dimensión para la que fueron creados y se transportan a una categoría de iconos más allá de su función, simplemente por ser objetos. Son productos que han pasado a ocupar un lugar en el imaginario de nuestras vidas y son parte activa de nuestra cultura.

La mayoría de estos productos llegan a este estadio, no porque fueran creados para ello, si no simplemente por una serie de acontecimientos que así lo han provocado: Porque han vivido aislados de las presiones del mercado, porque su función no ha evolucionado en muchos años y en consecuencia su forma tampoco, o simplemente “por suscripción popular”: Porque nosotros consumidores así lo hemos querido, manteniéndolos intactos durante el paso de los años.

Aquellos que nos dedicamos a la innovación, los modelos de negocio y las nuevas categorías de productos y servicios, debemos de estar muy atentos a esta tipología de productos, defenderlos y protegerlos y tratarlos como tal; es cuando la innovación actúa aparentemente en contra para lo que fue creada: Mantener y preservar los objetos iconográficos de nuestra cultura.

Hoy queremos presentaros la línea de productos “El Casco Clásico”: Una línea de objetos de representatividad profesional basada en los famosos productos para escritorio “El Casco”. Olave, Solozabal y Cia, empresa propietaria de la marca y los productos “El Casco” encargó a Loop | Business Innovation la reactivación de sus líneas de producto, el reposicionamiento de los mismos en el mercado y su elevación del valor real y percibido.

Solo los mejores sobreviven

Para una compañía y sus productos, alcanzar casi un siglo de historia, solo es posible gracias a la filosofía firme y constante de ofrecer siempre y únicamente la máxima calidad. Fundada en 1920, El Casco y sus productos se han sobrepuesto a la Gran Depresión de 1929, la Guerra Civil española, la segunda gran guerra, la crisis del petróleo, la internacionalización de la economía y, más modernamente, también a la llamada Gran Recesión.

Selección natural de los productos

La fórmula ha sido hallar en cada momento el equilibrio preciso entre la tradición y la renovación, a fin de preservar a lo largo del tiempo la fiabilidad, durabilidad, suavidad, elegancia y precisión de los productos originales. Tras unos años dedicados a la fabricación de revólveres, a partir de la década de 1930 El Casco puso sus equipos y sus procesos de producción al servicio de la creación de artículos de escritorio.

Individualidad colectiva

La máxima precisión y suavidad exige los máximos cuidados. Por eso, cada artículo se trata individualmente, con el mismo esmero que implicaba antaño la producción artesana tradicional, hasta alcanzar en todos ellos la simple perfección. Para empezar, los productos se montan y se ajustan manualmente hasta lograr el perfecto acomodo de todos los elementos. Las piezas preensambladas se numeran con láser antes de desensamblarlas para pasar por separado a los procesos de acabado.

El pulimiento de las piezas se realiza también a mano, con el detenimiento y la paciencia para conseguir un acabado de espejo. Las piezas se examinan meticulosamente durante todo el proceso y se pulen con paño para eliminar la más pequeña imperfección

La exclusividad y distinción de lo clásico

Solo unos pocos productos alcanzan una calidad estética distintiva que los convierte en clásicos en su especie. El Casco, por su diseño característico y atemporal, por su elegancia contrastada y por la nobleza de sus acabados, es hoy marca de distinción entre los clientes más exigentes en todo el mundo.

¿Cómo proyectar la herencia?

El Casco: Representatividad y cortesía para el mundo profesional.

En esta frase se condensa el valor de los actuales productos El Casco, muy por encima de la función inicial para la que fueron concebidos: Grapar, taladrar, sellar, afilar….Hoy su valor se concentra además en enfatizar el estatus, cultura, atemporalidad, valor por el detalle y la calidad de quien los posee o regala.

Para asentar y evolucionar la futura categoría “El Casco Clásico”, Loop seleccionó las referencias del catálogo que respondían a la perfección de lo clásico, aquellas que contenían el ADN de las piezas que sobreviven al paso del tiempo, que están por encima de su función y que se han convertido en un icono.

Estas referencias suponen la base estructural de la categoría y se les ha acompañado de una serie de complementos y servicios que así las tratan y dignifican: Su historia (planos y patentes originales), el legado (marcado y personalizado de piezas), el acabado (packaging y gamuzas), etc. Uno de los aspectos más complejos consiste en aplicar el ADN a las nuevas referencias necesarias en una gama para adaptarse a las necesidades del paso del tiempo.

En el consumo y la industria, al igual que en nuestra historia, debemos conservar y valorar aquello que nos ha hecho como somos y otorgarle en nuestras nuevas vidas el valor y espacio que se merecen. ¿Cuál es el valor de la perfección? ¿Tiene precio un legado de historia?

 

Bienvenidos!

En Loop trabajamos para que nuestros clientes de los sectores de Banca y Retail aumenten el tráfico de sus establecimientos y eleven sus tickets medios a través de soluciones innovadores que pueden influir en las distintas fases del proceso de producción, distribución y comercialización.

Síguenos en

Twitter Youtube Slideshare RSS

Recibir actualizaciones:

Próximos eventos

Loop TV

Libros

Twitter @Loop_CN

Archivo

Opinión de expertos:

Competitive Design Network